Cómo sentirnos más seguras frente a la delincuencia


Cómo sentirnos más seguras frente a la delincuencia

Cómo sentirnos más seguras frente a la delincuencia, esta es una dura pregunta ya que hoy por hoy, los niveles de inseguridad superan las frías estadísticas.

Cada día hay más delincuencia en las calles y nosotras debemos saber cómo actuar en caso de ser asaltadas, lo importante es saber que estamos expuestas todos los días a robos, carterazos, portonazos y otros delictos.

Nuestras vulnerabilidades y el acceso que tienen hoy los delicuentes a nuestra información personal hacen que cada día estemos más expuestos.

Por tanto el Cómo sentirnos más seguras frente a la delincuencia, pasa por tomar algunas medidas de protección y de prevención, de las cuales dejamos aquí algunas de ellas.

Cómo sentirnos más seguras frente a la delincuencia cómo sentirnos más seguras frente a la delincuencia Cómo sentirnos más seguras frente a la delincuencia C  mo sentirnos m  s seguras frente a la delincuenciaLéelas con cuidado y si puedes llevarlas a cabo todas mejor, aunque con esto no te aseguramos que no sufrirás algún tipo de vulneración o que no vayas a ser víctima de algún delito, pero te aseguramos que al menos tienes menos posibilidades de ser atacada si te centras también en el autocuidado y si toma las medidas necesarias para evitarlo.

Bueno comencemos con algunas recomendaciones que estoy segura te ayudarán mucho para sentirte un poco más segura.

No le des oportunidad alguna al ladrón

Mantén siempre tus objetos personales bien tomados en la vía pública, en la locomoción, mientras te desplazas a tu casa o trabajo. Afirma bien tu cartera, no muestres tu celular sobretodo si este es grande y moderno, intenta no usarlo en lugares públicos, ni lo dejes sobre alguna mesa mientras haces la locación o te tomas algún café. No dejes a la vista tu cartera u objetos de valor en el asiento del copiloto del auto, deja tus cosas de valor bajo el asiento para que no sean vistos.

Evita el tráfico en tu casa.

Sé que es exagerado, pero queremos responder al Cómo sentirnos más seguras frente a la delincuencia, por eso estas recomendación así que otra sugerencia es que no te fíes de nadie, controla el acceso a tu casa y no dejes entrar a extraño que no se identifiquen, aunque aún así, recuerda que existe la falsificación de credenciales. Mantén siempre tu casa con llave y a los niños enséñales que no es bueno hablar con extraños y mucho menos dejarlos entrar en casa si no hay un adulto presente. Si te es posible contrata algunas medidas de seguridad, como cámaras de vigilancia conectadas a tu celular.

Rompe la rutina.

Los delincuentes nos vigilan, así que intenta no tener una rutina de ir y venir a casa. No le entregues datos a los delincuentes con tu accionar diario, cambia las calles por donde caminas, las hora en que lo haces, la hora y días en que sales de casa y cualquier rutina que pueda ser vigilada.

Evita estar sola

Evita en lo posible ir sola por las calles, sobretodo en las noches. Si te ves obligadas hazlo siempre por calles iluminadas, aléjate de la oscuridad y las calles solitarias.

Vive en relación con tu vecindario

Otra forma de responde al Cómo sentirnos más seguras frente a la delincuencia, es socializando con los vecinos hoy es una necesidad, integra grupos de vecinos y motívalos a preocuparse por el tema, ayudar a vigilar el barrio es un bien común. Avísale a tus vecinos cuando sales y cuando volverás, y que se preocupen de entre todos de atender sus casas en la ausencia del otro, tareas como limpiar y barrer las veredas, regar el antejardín, recoger la correspondencia.

Siempre desconfiada

Si vas a contratar a un empleado o empleada externa, pide antecedentes no te fíes de las recomendaciones personales, la evidencia en estos casos es prevención.

Invierte en la seguridad de tu hogar

Al final, nuestra casa es el lugar en donde nos refugiamos y debe ser el lugar más seguro para nosotras y nuestra familia. Invierte en su seguridad.

El Cómo sentirnos más seguras frente a la delincuencia , dependerá en gran medida en nuestras propias acciones preventivas.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *